Recomendar este blog Notificar al moderador
Víktor Gómez Valentinos: Cultura del libro

DEFENDER LA VIDA. ese es mi sacrifico. CECILIA VICUÑA


Lunes, 28 de Septiembre 2020| Leído 293 veces | 0 Comentario(s)

Defender la vida es lo que mueve a la artista y activista chilena Cecilia Vicuña. Poesía, Perfomance, Cine, artes plásticas, su propia vida por un biocentrismo y ecofeminismo al servicio del Planeta vivo y de las generaciones venideras. Un respeto a los pueblos originarios y su amor a la Madre Tierra. Amor a lo precario.


Cecilia Vicuña en el río Mapocho
Cecilia Vicuña en el río Mapocho

Quipu Mapocho es el nombre de esta obra de Cecilia Vicuña, que forma parte de la exposición colectiva «Movimientos de la tierra. Arte y Naturaleza» (2017). La autora dedicó esta obra al fin de la privatización del agua en Chile. 

 

«La cultura indígena vive multidimensionalmente, vive en la plenitud de lo que significa ser humano. La cultura nuestra está limitando, coartando a la humanidad. (.../...) mi sacrifico es pues tener presente la belleza infinita del estar vivo. (.../...)

 

El niño de plomo tenía una hebra roja en las manos al morir y nosotros al traer la hebra y permitir que la hebra navegue, hasta el mar y que la mar consuma a esa hebra roja estamos diciendo nosotros continuamos ese amor a la vida.»


La poeta, cineasta y activista Cecilia Vicuña explora desde lo vital, esa urdimbre de tejido que es energía, que crece con la salud de los vínculos que nos unen a la naturaleza y a pueblos como el inca. El río Mapocho sufría la devastadora invasión civilizatoria, contaminante y destructora de lo autóctono, originario, pacífico y simbiótico.  Destrucción del ecosistema Que sostiene Mapocho,  por lo que desarrolló una acción artística, que une lo ético, lo espiritual y lo político en una hebra roja del río a la mar. 

Ver vídeo de 5 min.: AQUÍ


 


DEFENDER LA VIDA. ese es mi sacrifico. CECILIA VICUÑA

En 1967 Cecilia Vicuña fundó el grupo “Tribu no”, en el que confluían artistas y poetas que vivían de acuerdo a los postulados de la Contracultura. En su obra realiza intervenciones en diversos ambientes, que funcionan como metáforas espaciales y también, como lecturas rituales. Acá el vídeo de 2 min. perteneciente a su participación en el 13° Festival Internacional de Poesía de Medellín, en la Universidad de Medellín, en junio de 2003, leyendo el poema Palabra e hilo, pincha ACÁ


 

PALABRA E HILO
 
La palabra es un hilo y el hilo es lenguaje.
Cuerpo no Lineal.
Una línea asociándose a otras líneas.
Una palabra al ser escrita juega a ser lineal,
Pero palabra e hilo existen en otro plano dimensional.
Formas vibratorias en el espacio y el tiempo.
Actos de unión y separación.
La palabra es silencio y sonido.
E hilo. Lleno y vacío.
 
La tejedora ve su fibra como la poeta su palabra.
El hilo siente la mano, como la palabra la lengua.
Estructuras de sentido en el doble sentido
De sentir y significar,
La palabra y el hilo sienten nuestro pasar.
La palabra es el hilo conductor, o el hilo conduce la palabra?
Ambas conducen al centro de la memoria, a una forma de unir
Y conectar.
Una palabra está preñada de otras palabras y el hilo contiene
Otros hilos en su interior.
Metáforas en tensión, la palabra y el hilo llevan al más allá
Del hilar y el hablar, a lo que nos une, la fibra inmortal.
 
Hablar es hilar y el hilo teje al mundo.
 
En el Ande, la lengua misma, quechua es una soga de paja
Torcida,
Dos personas haciendo el amor, varias fibras unidas.
Tejer diseños es pallay, levantar las fibras, recogerlas.
Leer en latín es legere, recoger.
La tejedora está leyendo y escribiendo a la vez, un texto
Que la comunidad sabe leer.
Un textil antiguo es un alfabeto de nudos, colores y direcciones
Que ya no podemos leer.
Hoy los tejidos no sólo representan, sino que ellos mismos son
Uno de los seres de la cosmogonía andina.
Ponchos, hijillas, aksus, chuspas y chumpis son seres
Que sienten
Y cada ser que siente camina envuelto en signos.
 
El cuerpo dado enteramente a la función de significar.
El tejido está en el estado de ser un tejido: awaska.
Y una misma palabra, acnanacuna designa a los vestidos,
El lenguaje
Y los instrumentos para sacrificar (significar diría yo).
El encuentro del dedo y el hilo es el diálogo y la torsión.
 
La energía del movimiento tiene nombre y dirección:
Lluq’i, a la izquierda, paña, a la derecha.
Una dirección es un sentido y la forma de la torsión transmite
Conocimiento e información.
Los dos últimos movimientos de una fibra
Deben estar en oposición:
Una fibra se compone de dos hilos lluq’i y paña.
Una palabra es raíz y sufijo: dos sentidos antitéticos en uno solo.
La palabra y el hilo se comportan como procesos del cosmos.
 
El proceso es un lenguaje y un diseño textil
Es un proceso representándose a sí mismo.
Un eje de reflexión
Los atributos serpentinos
Son imágenes de la estructura textil,
Las trenzas se hacen serpientes
Y el cruce de la luz y la oscuridad se hacer un diamante:
Una estrella.
 
La técnica sprang es una acción reciproca en la que el
Entreverado de los
Elementos adyacentes y de los dedos se duplica arriba
Y abajo del área de trabajo.
 
Es decir, los dedos entrando en el
Textil producen en las fibras una imagen espejo de su
Movimiento,
Una simetría que reitera el concepto de complementariedad
Que permea el pensamiento andino.
El hilo está muerto cuando está suelto, pero está animado en el
Telar:
La tensión le da un corazón
 
Soncco es corazón y entraña,
Estomago y conciencia, memoria,
Juicio y razón, el corazón de la madera, 
El tejido central de un tallo.
 
La palabra y el hilo son el corazón de la comunidad.
El adivino se acuesta sobre un tejido de wik’uña para soñar.
 



 


La tierra es el poema 

el cuerpo es el mito




En el 2016, el ínclito editor Edmundo Garrido publicó en la Colección Trasatlántica una cuidada selección de poemas de Cecilia Vicuña bajo el titulo de uno de sus tropos esenciales: Lo precario. Antología mínima 1966 - 2016 (Amargord Ed. Madrid) donde sus inquietudes irrenunciables que conformaron su trabajo, la destrucción ecológica, los derechos humanos y la homogenización cultural devienen en poemas, así como en fotografías dialógicas de Ricardo Vicuña, Oscar Monsalve, Carlos Baeza, Cesar Paternoso, James O’Hern, Rafael Yaluff y Virginia Giulisasti. Este libro reprodujo el que apareciera en Tanam Press en NY, 1983 bajo el título Precario/Precarius (pág. 1 a pág. 76). El resto de las obras, de pág. 77 a pág. 132 han aparecido en ediciones y catálogos en inglés y/o eran inéditas en castellano. 

El agua es el oro
                              El ruego es el riego


*

Devolviéndole a la mar
su cuerpo animal

Imagen de Amor a lo precario (vídeo)
Imagen de Amor a lo precario (vídeo)
La poesía habita
algunos lugares
donde los riscos
no necesitan
sino ser señalados 
para vivir:

dos o tres líneas
una marca
y el silencio 
empieza a hablar


(Sendero Chibcha. Colombia. 1981. Poema incluido en Lo Precario. Antología mínima 1966 - 2016, Col. Trasatlántica, Amargord Ed.)




En Ojo con el arte. Capítulo 12. Amor a lo precario se da buena cuenta de la deriva en defensa de la vida que supone la obra de Cecilia Vicuña.

VER AQUÍ el vídeo de junio de 2019: AMOR A LO PRECARIO