Tendencias 21
   




Hay al menos 4.000 cometas orbitando al Sol

La mayoría son restos de un gran comenta desintegrado hace siglos


El cometa número 4.000 mide menos de 10 metros de diámetro y orbita al Sol a 150 millones de kilómetros de la Tierra. Descubierto por un astrónomo aficionado gracias al observatorio SOHO, es el fragmento de un gran cometa que se desintegró hace siglos.



El cometa 4000 se ve aquí en una imagen de la nave espacial junto con el cometa 3.999 descubierto también por SOHO. Los dos cometas están relativamente cerca, a aproximadamente 1.650.000 kilómetros de distancia, lo que sugiere que podrían haberse conectado entre sí hace tan solo unos años. Crédito: ESA / NASA / SOHO / Karl Battams
El cometa 4000 se ve aquí en una imagen de la nave espacial junto con el cometa 3.999 descubierto también por SOHO. Los dos cometas están relativamente cerca, a aproximadamente 1.650.000 kilómetros de distancia, lo que sugiere que podrían haberse conectado entre sí hace tan solo unos años. Crédito: ESA / NASA / SOHO / Karl Battams
El astrónomo aficionado y graduado en física Trygve Prestgard, originario de Noruega, descubrió el pasado 15 de junio un nuevo cometa, que hace el número 4.000 de todos los cometas registrados gracias al Observatorio Solar y Heliosférico llamado SOHO.
 
Provisionalmente, al nuevo cometa se la ha denominado SOHO-4000, y como la mayoría de los otros cometas descubiertos por este observatorio, forma parte de la familia de rasantes del sol Kreutz.
 
Los rasantes del sol Kreutz son un grupo de cometas que se caracterizan por unas órbitas que los llevan extremadamente cerca del sol durante el perihelio, el punto de su órbita más próximo al Sol.
 
Se cree que todos estos cometas son restos de un gran cometa que se fragmentó hace varios siglos: están bautizados en honor del astrónomo Heinrich Kreutz, que fue el primero en demostrar que estaban relacionados entre sí.
 
Desde el lanzamiento del satélite SOHO en 1995 se han descubierto cientos de miembros menores de la familia de rasantes del sol Kreutz, algunos de tan sólo unos pocos metros de diámetro. Ninguno sobrevivió al paso por el perihelio.
 
Muchos astrónomos aficionados han descubierto cometas Kreutz a partir de los datos disponibles en tiempo real vía Internet. Esto es lo que ha pasado también en el caso de Trygve Prestgard.
 
Pequeño
 
SOHO-4000 es pequeño, con un diámetro de entre 5 y 9 metros, y SOHO es el único observatorio que lo ha visto, ya que es imposible verlo desde la Tierra, con o sin telescopio.
 
SOHO es una misión conjunta de la Agencia Espacial Europea (ESA) y la NASA. Estudia el Sol desde su interior hasta su atmósfera exterior, con una vista ininterrumpida desde su punto de vista entre el Sol y la Tierra, a aproximadamente unos 150 millones de kilómetros de nuestro planeta. Pero en las últimas dos décadas y media, SOHO también se ha convertido en el mejor buscador de cometas en la historia humana.
 
La destreza de caza de cometas de SOHO proviene de una combinación de su larga vida útil, sus instrumentos sensibles enfocados en la corona solar y el trabajo incansable de científicos aficionados que recorren los datos de SOHO en busca de cometas no descubiertos previamente.
 
Científicos aficionados
 
Como la mayoría de los que han descubierto cometas en los datos de SOHO, Prestgard es un científico aficionado que busca cometas en su tiempo libre con el Proyecto Sungrazer.
 
Sungrazer es un proyecto de ciencia ciudadana financiado por la NASA, que surgió de los descubrimientos de cometas por científicos aficionados al principio de la misión de SOHO.
 
En total, Prestgard ha descubierto alrededor de 120 cometas previamente desconocidos utilizando datos de SOHO y la misión STEREO de la NASA.
 
Los cometas son cuerpos celestes constituidos por hielo, polvo y rocas que orbitan alrededor del Sol siguiendo diferentes trayectorias elípticas, parabólicas o hiperbólicas.
 
A diferencia de los asteroides, los cometas son cuerpos sólidos compuestos de materiales que se subliman en las cercanías del Sol.

Cola característica
 
A gran distancia del Sol desarrollan una atmósfera que envuelve al núcleo, llamada coma o cabellera, que está formada por gas y polvo. A medida que el cometa se acerca al Sol, el viento solar azota la coma y se genera la cola característica, formada por polvo y el gas ionizado de la coma.
 
Los cometas empezaron a ser conocidos después de la aparición de los telescopios, ya que, debido a su pequeño tamaño y órbita muy alargada, solo es posible verlos cuando están cerca del Sol y por un corto periodo de tiempo.
 
Solo recientemente, el Observatorio Rasante Virtual de David (DVSO) ha permitido a muchos astrónomos aficionados de todo el mundo descubrir nuevos cometas a través de Internet, muchas veces en tiempo real, usando las últimas imágenes de SOHO.
 
 



Lunes, 22 de Junio 2020
Redacción T21
Artículo leído 885 veces





Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.