Tendencias 21
   




La obesidad acaba con el trabajo

Los problemas de salud complican la actividad laboral de las personas obesas


Las personas obesas son más propensas a perder el trabajo por problemas de salud, sobre todo las mujeres, ha descubierto un estudio. También tienden a reducir el horario laboral debido a complicaciones médicas.



Pixabay.
Pixabay.
Los trabajadores de más edad con obesidad son más propensos a perder sus puestos de trabajo por razones de salud que las personas con peso y salud normal.
 
En el caso de las mujeres, este patrón se ve más intensificado que en los trabajadores varones, según un estudio.

Para llegar a estas conclusiones, expertos de la Universidad de Southampton analizaron la asociación entre el IMC (Índice de Masa Corporal), las bajas laborales por enfermedad prolongada y la pérdida de trabajo relacionada con la salud entre 2.299 varones y 2.425 mujeres de edades comprendidas entre los 50 y los 64 años.

Los estudios sobre la obesidad señalan que habrá más de mil millones de personas afectadas en todo el mundo en el año 2030.

El sobrepeso es un factor de riesgo importante para las enfermedades no transmisibles como la diabetes, las enfermedades cardiovasculares o los trastornos musculoesqueléticos.

A pesar de que la obesidad es cada vez más frecuente en los niños y adolescentes, la prevalencia más alta se observa entre los hombres y las mujeres de entre los 50 hasta los 70 años.

Metodología

En el estudio, los participantes informaron de su altura y peso al comienzo del estudio y luego proporcionaron información sobre su capacidad de trabajo después de los 12 y 24 meses.

El trabajo demostró que las mujeres obesas o con obesidad severa tenían mayor probabilidad de ausencia por enfermedad prolongada, en comparación con las mujeres de peso normal.

Las personas con obesidad severa también eran las más propensas a reducir o cambiar sus actividades laborales y tener mayor probabilidad de perder su empleo debido a los problemas de salud.

Trabajo afectado

La profesora Karen Walker-Bone, directora del Centro para Trastornos musculoesqueléticos de la Universidad de Southampton, que dirigió el estudio, asegura : “Nuestra investigación demuestra la relación entre la obesidad y los problemas de salud que afectan la capacidad de las personas para trabajar, sobre todo en las mujeres de edad adulta”.

En relación a los hombres que participaron en el estudio, hubo un ligero aumento del riesgo de enfermedad prolongada a diferencia de aquellos con obesidad.

Sin embargo, no se halló evidencia de una asociación entre el IMC superior a la media y la pérdida de trabajo relacionada con la salud.




Jueves, 5 de Marzo 2020
Redacción T21
Artículo leído 1494 veces





Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.