Recomendar este blog Notificar al moderador
DERECHOS HUMANOS: J. R. Blanco

INSTITUTO DE DERECHOS HUMANOS SRI AUROBINDO

El 10 de octubre se celebra el DÍA MUNDIAL DE LA SALUD MENTAL. Sobre el derecho humano a la "salud mental".


Día Mundial de la Salud Mental 2021
Las estadísticas de la imagen hablan por sí solas.

1º.- Mucho se puede reflexionar sobre el derecho a la salud mental hoy en día. Tal vez empezando por ¿qué es la salud mental?. ¿Y qué derechos implica?.

En primer término "salud" +"mental" circunscribe el término en dos ámbitos, el derecho a la salud, y por tanto está unido a los derechos a la vida y la integridad personal, y el derecho al libre desarrollo de la personalidad.

El Artículo 1 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos (DUDH) preceptúa:

"Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros. "

A pesar de la dignidad y derechos iguales de todos los seres humanos, sin embargo tanto por nacimiento, enfermedad, u otras causas hay miles de causas de enfermedades psicológicas, psiquiátricas, psicobiológicas, y degenerativas que producen efectos en la "mente", el comportamiento, "la psique", la salud, el equilibrio. Pero muchas otras están en el Espíritu de las personas, de la especie en su conjunto. El hecho de que las religiones hayan "tocado" estos puntos, implica que analizarlos llevaría la necesaria función de "aislarlos" del contexto ideológico, religioso o político que los creó, mal formó, o deformó en cada caso.

¿Se puede hablar de la salud mental como un derecho humano independiente?.
Claro que sí, puesto que es tan vital como el derecho a la vida, y al libre desarrollo de la personalidad.

No cabe duda que la "salud mental" es parte de la salud del ser humano, y se encuentra protegida en varios derechos, "el derecho a la vida", "el derecho a la dignidad de la persona", "el derecho a la salud", "el derecho a la integridad personal, y familiar", "el derecho al libre desarrollo de la personalidad", que se refiere en varios aspectos de las Declaración Universal de los Derechos Humanos (DUDH 1948), como el art. 1.

El art. 18 DUDH, el derecho a la "libertad de conciencia". El libre desarrollo de la personalidad está previsto en el art. 22 cuando dice "de los derechos económicos, sociales y culturales, indispensables a su dignidad y al libre desarrollo de su personalidad".

El art. 25 DUDH 1948 establece:

Artículo 25
1. Toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado que le asegure, así como a su familia, la salud y el bienestar, y en especial la alimentación, el vestido, la vivienda, la asistencia médica y los servicios sociales necesarios; tiene asimismo derecho a los seguros en caso de desempleo, enfermedad, invalidez, viudez, vejez y otros casos de pérdida de sus medios de subsistencia por circunstancias independientes de su voluntad.

El art. 26 DUDH sobre el derecho humano a la educación refiere "el pleno desarrollo de la personalidad humana":

2. La educación tendrá por objeto el pleno desarrollo de la personalidad humana y el fortalecimiento del respeto a los derechos humanos y a las libertades fundamentales; favorecerá la comprensión, la tolerancia y la amistad entre todas las naciones y todos los grupos étnicos o religiosos; y promoverá el desarrollo de las actividades de las Naciones Unidas para el mantenimiento de la paz.

Sobre la personalidad, el art. 6 DUDH, también lo alude, en el sentido de la "personalidad jurídica", que es un concepto que presupone, y alude a la "personalidad" y "capacidad humanas".

Artículo 6
Todo ser humano tiene derecho, en todas partes, al reconocimiento de su personalidad jurídica.

La normativa internacional, aprobada el 13 de diciembre de 2006 por la Naciones Unidas supuso un gran cambio en la visión, normativa interna de muchos países, que tuvieron que adaptar su derecho a la nueva configuración de ONU sobre los derechos de la "CONVENCIÓN SOBRE LOS DERECHOS DE LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD"

En España, el instrumento de ratificación de esa norma se dilató mucho en el tiempo, hasta el 21 de abril de 2008, que se publicó en el BOE el convenio de Nueva York referido. La Convención de NY está basada en nuevos enfoques sobre igualdad, accesibilidad, y no discriminación. Así el art. 3 establece:

Artículo 3
Principios generales
Los principios de la presente Convención serán:

a) El respeto de la dignidad inherente, la autonomía individual, incluida la libertad de tomar las propias decisiones, y la independencia de las personas;
b) La no discriminación;
c) La participación e inclusión plenas y efectivas en la sociedad;
d) El respeto por la diferencia y la aceptación de las personas con discapacidad como parte de la diversidad y la condición humanas;
e) La igualdad de oportunidades;
f) La accesibilidad;
g) La igualdad entre el hombre y la mujer;
h) El respeto a la evolución de las facultades de los niños y las niñas con discapacidad y de su derecho a preservar su identidad.

En art. 25 de la Convención de NY preceptúa, como derecho universal sobre la "salud mental" o derechos a la salud de las personas discapacitadas los siguientes derechos, facultades, y deberes:

Artículo 25.- Salud

Los Estados Partes reconocen que las personas con discapacidad tienen derecho a gozar del más alto nivel
posible de salud sin discriminación por motivos de discapacidad. Los Estados Partes adoptarán las medidas pertinentes para asegurar el acceso de las personas con discapacidad a servicios de salud que tengan en cuenta las cuestiones de género, incluida la rehabilitación relacionada con la salud. En particular, los Estados Partes:

a) Proporcionarán a las personas con discapacidad programas y atención de la salud gratuitos o a precios asequibles de la misma variedad y calidad que a las demás personas, incluso en el ámbito de la salud sexual y reproductiva, y programas de salud pública dirigidos a la población;

b) Proporcionarán los servicios de salud que necesiten las personas con discapacidad específicamente como consecuencia de su discapacidad, incluidas la pronta detección e intervención, cuando proceda, y servicios destinados a prevenir y reducir al máximo la aparición de nuevas discapacidades, incluidos los niños y las niñas y las personas mayores;

c) Proporcionarán esos servicios lo más cerca posible de las comunidades de las personas con discapacidad, incluso en las zonas rurales;

d) Exigirán a los profesionales de la salud que presten a las personas con discapacidad atención de la misma calidad que a las demás personas sobre la base de un consentimiento libre e informado, entre otras formas mediante la sensibilización respecto de los derechos humanos, la dignidad, la autonomía y las necesidades de las personas con discapacidad a través de la capacitación y la promulgación de normas éticas para la atención de la salud en los ámbitos público y privado;

e) Prohibirán la discriminación contra las personas con discapacidad en la prestación de seguros de salud y de vida cuando éstos estén permitidos en la legislación nacional, y velarán por que esos seguros se presten de manera justa y razonable;

f) Impedirán que se nieguen, de manera discriminatoria, servicios de salud o de atención de la salud o alimentos sólidos o líquidos por motivos de discapacidad.

Así por tanto el derecho a la "salud mental" encuentra en el art. 25 de la Convención de Nueva York, su apoyo legal, universal, y de derecho humano básico.

2º.- A veces otras personas usan el término "salud mental" en sentido coloquial, o sentido común, como los hábitos mentales. Otras veces para referirse a adagio latino "mens sana in corpore sano", término que se usó por primera vez en la "Sátira" X del pensador Juvenal (decía "debemos orar para que haya una mente sana en un cuerpo sano").

Los distintos usos de la palabra y términos "salud mental" a veces se contraponen a los de "enfermedad mental", la una el contrapunto de la otra. En puridad "salud mental" sería la ausencia de enfermedad mental, y al revés. Trabajar en la salud mental, es prevenir, tratar y preservar la enfermedad mental.

Otras veces se hacen usos eufemísticos de esos términos (por ejemplo cuando alguien dice a un sano, al que se quiere ir arrinconando: "Debemos cuidar de tu salud mental", o expresiones similares.

En otro orden, puede tener parecido a los estados sin conciencia de las personas, y a la necesidad de preservar y garantizar la salud de la conciencia, como un principio del libre desarrollo de la personalidad y la dignidad humana.

Y en este sentido, la "mente" es la gran desconocida del ser humano, hasta el punto no se puede ir más allá de la "mente" con la mente, esto, es no se sale del agua mientras se está en el rio. Lo mismo con la mente, y por tanto, el término salud mental de la sociedad, un pueblo, o la humanidad son términos que se pueden estudiar, en los casos en los que los hábitos mentales, formas de pensar, maneras atávicas intrínsecas, han generado hábitos de conducta, expresión, o modos y maneras dañinos para los demás.

Uno de esos graves vicios, es en la educación de los niños, en los que la sociedad los alimenta con violencia en cientos de modos, con frustración, estrés, ansiedad, y otras alteraciones de la psique, y generando malos hábitos emocionales. Pondré dos casos:

- Uno el alto grado de contaminación del "sexo" en la infancia y adolescencia. El porcentaje de consumo de sexo por adolescentes es elevado y va en aumento. Según Save the Childre, 7 de cada 10 niños de entre 12 a 14 y hasta 18 años, consume pornografía en internet. Aunque la libertad sexual se alcanza a los 14 años, (la expresión de la libre voluntad de consentir sobre actos sexuales con otros) según las reformas del Código penal, está más centrado en la edad biológica que en la madurez personal.

Esto produce una gran ansiedad, frustración y traumas en las personas desde la infancia, adolescencia, y juventud. Dentro de las competencias claves del aprendizaje y enseñanza de la UE, -ver otros artículos - estaban las competencias cívicas, una de las cuales refería aprender a sobrellevar la frustración como aprendizaje social básico.

3º.- Inexistencia de Crítica social a la degeneración incívica, y maltratadora de algunos modelos de "(des)civilización" corruptos: la barbarie imperante.

La sociedad tiene que crear nuevos aprendizajes en conciencia, humanidad, y derechos básicos, para que pueda haber una verdadera libertad mental en la ciudadanía, pues los factores alienantes, otrorizantes, -convierte en abusadores y fieras a las personas, e impone patrones de "alienación mental", "idiotez mental" y "violencia mental" (creados por un estado, la sociedad, los grupos de presión, los sistemas de pensamiento, los medios de comunicación, el cine, la TV, los juegos y videojuegos, produce sobre-excitación en la población, alimentan el fanatismo religioso, la intolerancia, el terrible odio racial, sexista, nacionalismos extremistas, extremismos ideológicos, religiosos, etc..

Los cuales siguen existiendo hoy en día, algunos de ellos afectan a toda una sociedad o pueblo, o a un modelo de civilización que ha degenerado tanto, que cae en la degeneración -abusos de la libertad, degeneran en libertinaje, y comportamientos compulsivos y coactivos hacía otros-, represión, persecución, tiranía, dictaduras mentales, sesgos cognitivos graves en partes dominantes de la sociedad, instituciones, o poderes facticos, mediáticos, o institucionales. La sociedad es muchas veces una escuela de malformación y deformación psicológica, mental, cuando legitima y promulga mala educación, o un educación endurecida o embrutecedora.

Sigue habiendo "cosos de fieras" como los partidos de fútbol, la bestialidad y brutalidad de bandas y grupos violentos, destructivos, crueles. La TV es un circo romano de esos "desvalores" o "antivalores" que extiende la "falsedad" como una patología social muy grave.

Si en la sociedad, la libertad degenera en corrupción mental, se está sembrando las semillas de la autodestrucción.

El otro día ví una película que a los otros les gustaba mucho, titulada Los Becarios, o Internship, y les parecía muy graciosa, porque los códigos que usaba eran "emocionales" encubiertos (mensajes en risas y carcajadas para generar una respuesta de este tono, con lo que se acepta el mensaje embrutecido o bestial, y sexista, que es un ataque a la dignidad humana, o genera un tensión psíquica grave), que supone un abuso grave de la pantalla para la deformación de los valores de la educación en las familias, niños, y jóvenes. En primer término, no me podía ni creer que estuviera catalogada para todos los públicos, es un abuso de términos sexistas, machistas, vejatorios, supone una degradación de personas mayores, tercera edad, ridiculizando algunos aspectos del "Alzehimer". Las frases, gestos, y modos de esa película denotan una sociedad gravemente enferma en su mentalidad. Se ha adueñado de la "burgesía" un modo de embrutecimiento y vileza que "embrutece", y violenta. ´(Ahora está clase social lo es además por lo extendido del "burger" allí)

Gestos sistemáticos de adolescentes inmaduros, que usan términos sexuales combativos entre ellos, marcando un "territorio común" impropio, inapropiado, indebido, y altamente represor. La inmadurez patológica y maleducada de cientos de términos, frases, gestos totalmente sexistas, machistas, con frases explicitas a parte fálicas, y genitales masculinas o femeninas de modo común. Esto en psicología denota una falta de madurez impresionante. Que es la forma básica, de hablar y expresarse de un pueblo entero, que además se cree el mejor del mundo, y la sociedad más avanzada, cuando es un mundo de simios delirantes, deformantes y maleducados sin igual.

El líbido enfermo, insultante, hiriente, molesto, inculto, desenfrenado, es la marca de uso, en muchos hábitos y tradiciones de esa sociedad. Aunque existe en todo el mundo, sin embargo, en USA, tiene una forma muy concreta y especifica de expresión, que nos tienen acostumbrados a bombardear en cientos y miles de películas de Gansters, pistoleros, oeste, matones, maltratadores, y socio-patas de muchos grados. El militarismo degenerado, y perverso se ha convertido en una enfermedad social -sociopatologica- muy grave, y está invadiendo el mundo, con violencia, dominación y esclavitud mental mundial. Están dando coces a sus propios hijos y nietos, y enseñando por los actos propios y hechos consumados la bestialidad, brutalidad, y maldad de una mentalidad incivilizada como pauta agresiva de comportamiento social.

La enfermedad social anticivilizatoria norteamerica, creada y extendida desde el cine invasivo de Hollywood a todo el mundo, ha ido introduciendo en otro países, como normal al suprema corrupción política, económica, filosófica, intelectual, mental, de una "fabrica social" de gigantes mentales, con valores de niños muy mal educados, que son maltratadores, deformadores, y corruptores de todos los valores democráticos, anticonstitucionales, patológicos y socio-degenerativos, que denuncian una "sociedad gravemente enferma, degenerada, ahogada y asfixiada en su derroche, despilfarro, que hipervalora el "homo porcinum" triunfante, y lo alimenta con mensajes en todos los medios de comunicacióin social.

4º.- Sobre el trauma y los traumas.

La palabra "trauma" en griego τραύμα significa "enfermedad", "ruptura".

En el diccionario la define como:

-a.-Choque o impresión emocional muy intensos causados por algún hecho o acontecimiento negativo que produce en el subconsciente de una persona una huella duradera que no puede o tarda en superar. "no supera el trauma del horrible accidente que sufrieron"

-b.- MEDICINA.- Traumatismo (lesión o daño).

En grandes rasgos, las enfermedades mentales, puede tener un origen "psicológico", "psiquiátrico", "cerebral", o mental, o ser causadas por accidentes, enfermedades, etc., pero también pueden tener un origen recóndito espiritual, desde la "psicología espiritual" o mejor desde una "psicología del Espíritu", para diferenciarlas de las modas de la denominada "psicología integral", que pretende juntar "psicología" y "espiritualidad", sin que en esta segunda esté en modo alguno capacitados por ninguna ciencia, doctrina, o conocimiento que no sea lo propiamente del Espíritu, o de la Espiritualidad, ya sea está religiosa, yóguica, psicológica, no religiosa, chamánica, alquímica, filosófica, espiritual, universal, etc.


Curiosamente, acabo de ver el documental "The Wisdom of Trauma", que "protagoniza" el Dr. Dr. Gabor Maté, que trata algunos aspectos de los traumas infantiles, y de otros tipos, mientras va mostrando las caras ocultas de todo ello. Sin duda claros-oscuros, y más oscuros que claros, se dejan entrever. Y si ve el documental, seguro que sentirá muchos sentimientos encontrados, y en contrapunto. Tal vez resistencias, sesgos, represiones, contradicciones, y un sinfín de modos y patrones sociales horrorizantes en el núcleo de la familia y la sociedad en la que vivimos, y causantes de la "destrucción" de los valores de las personas, y sus mundos interiores. Cientos de miles de personas viven como si no tuvieran alma, ni espíritu en el interior, unos porque les ha sido quitado, pisoteado, y otros porque son los torturadores y maltratadores.

Hay algunas cosas, muchas, que al verlas en ese video no se pueden ni decir. El propio Dr. Gabor, -su mujer lo dijo y dibujó el primer día de conocerse-, algo oscuro, o sin fondo, tiene una mirada muy extraña, como ida, un tremendo sufrimiento. Parece ser que ocurre a personas que estuvieron cerca de los nazis, o del holocausto. Saptrem, discípulo de Madre, estuvo en un campo de los 20 a 23 años, salió en 1944. Madre decía que en las células de su cuerpo, se había grabado una impresión muy fuerte, -que incluía los aspectos de horror total, muerte, infierno nazi-. Y lo más grave es que en el fondo de cada trauma, está un sujeto, un ente oculto, inadvertido, invisible en el subconsciente, e inconsciente, que es como una copia del "sujeto" que causó el trauma. Es como un imagen viva -o inconsciente, el patrón- de aquel, pues objeto-y-sujeto se intercalan. A veces es un "instinto", o impulso, su energía, un acceso al subconsciente en el otro, una puerta abierta. Esta idea es difícil de aceptar, pero llevamos a personas dentro (o trozos de ellas), como las experiencias que hemos vivido. En muchos casos, por ejemplo, el torturado se convierte en torturador, y así con otros traumas, así que el patrón "objeto-sujeto", sufrimiento traumático y traumatizador, se intercambian.

En sentido positivo, a veces llevamos a personas -padres, madres, amigos, profesores, vecinos, etc. que nos han hecho bien, y en otros casos, hemos incorporado dentro, sus valores, gestos, o maneras, por imitación, copia-aceptación inconsciente, o "presencia inconsciente". Esto último tanto en sentido positivo como negativo, de lo bueno como de lo malo.

El trauma es una herida del alma, a veces, un roto de por vida, y si se trabaja profundamente, puede tener lados positivos, de agradecerse cuando se ha superado, y ese es un valor positivo del documental.

La complejidad del ser humano, en sus planos de consciencia e inconsciencia es casi infinita, lo que nos deja ver su "cielos", "purgatorios" e "infiernos" abiertos. Ese documental es un purgatorio y un espejo de las sociedades modernas. Las relaciones individuales, o incluso las diversas "relaciones sociales" -así llamadas- tienen una causa traumática, y traumatiza dora, que hiere, lesiona, vulnera la psique humana, por sus factores "inhumanos". Lo "inhumano" en lo humano es una constelación infinita de horrores inabarcables, y sin fondo. Un abismo de infernales dimensiones, donde lo humano es PRIMITIVO, ANIMAL, BESTIAL, BARBARIDAD ULTRAJANTE, contra la dignidad, la conciencia y los valores superiores de la vida en todas sus dimensiones.

Sri Aurobindo, tiene un verso en el poema -epopeya- Savitri, (más de 23.000 versos) -que se puede descargar gratis on line gracias a la maravillosa labor de Aswapati, un traductor que la ofrece gratis con licencia creative commons, en perlas en Savitri -, que dice que la "maldad en el corazón humano es más profunda que los infiernos". Y lo refiere en plural "infiernos". Por lo tanto, es una maravillosa oportunidad, para reflexionar que la vida del ser humano, con todos sus horrores, y maldades es un infierno, o muchos infiernos juntos a la vez. Más no solo es una cuestión "humana" pues hay cientos de factores "infrahumanos", "animales", "sobrehumanos", que no pueden ser captados por la razón, ni la mente externa, pues sus raíces se hunden en las "causas del subconsciente humanos", y otras, que la mitología, y la religión, denominó "La caída del hombre". Que por cierto, por si alguien no lo sabe, no ha terminado y cada día, esa "caída" es más grande y grave, rompiendo los fondos de lo más "inhumano" cada día más profundo. Esa caída, en términos más actuales, se puede denominar "El gran agujero negro abismal del estado en la caverna del hombre", llena de galerías, incluso con accesos universales, de inconsciencia, bestialidad, brutalidad, maldad, y horror. El lenguaje no puede dar dimensión en ningún término para expresar la magnitud del carácter "inhumano". Tal vez la mejor definición sea decir que "el ser inhumano en la humanidad es más grande que su factor positivo de humanidad, civilizatorio, que le dota de la dignidad intrínseca que tal condición ha otorgado en el Siglo XX, en especial en la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 10 de diciembre de 1948, y en los textos constitucionales que con visiones humanistas, han brotado en la sociedad desde la revolución francesa.

Día Mundial de la Salud Mental 2021
5º.- Cada vez es más evidente la frase "el mundo está loco".

Millones de crímenes se están cometiendo hoy en día en todo el mundo. Decenas de miles con actos ultrajantes, pues son cometidos ocultamente, por supuestos agentes públicos, administradores, funcionarios públicos y gobernantes, y por todo tipo de criminales. La "mente social" en cada país, genera decenas de miles de casos de abusos, excesos, aberraciones, y maltrato individual y social, que va desde la denigración, a la aberración, desde el abuso hasta el crimen que no será denunciado ni castigado nunca.

Curiosamente "lo social" como la antítesis de lo que verdaderamente puede y debería ser. Puede ser puesto en entredicho, como factor real externo, y ser reducido solo a un mero "factor subjetivo", dado que el conjunto, la masa, la sociedad es un Ente tan complejo, indivisible e inabarcable, que solo se pueden hacer aproximaciones y ponerle filtros. Pero como comentario por ahora basta decir que es más real "lo familiar", y lo "individual", que otros conjuntos imaginativos más grandes como "lo social", que engloba acepciones, más que definiciones, de la gente, la población, el pueblo, el país, o la nación, los votantes, los súbditos, los ciudadanos, los extranjeros, las "clases sociales", los grupos, las personas, los individuos, las comunidades, las personas, los seres humanos, etc.

Por ello se puede decir que hay una "mente humana" y una "mente inhumana" en cada sociedad, y en todo el grupo "Hombre", o más eufemísticamente la "humanidad" que como especie animal -homo sapiens sapiens-, también es "homo horribilis", "homo homini lupus", y otras acepciones más.

6º.- De la estigmatización al insulto. De la vejación injusta hasta el crimen. Algunos graves Errores judiciales

Muchas veces, se usa el término "salud mental" o su crítica por defecto o supuesta ausencia, para insultar, vejar, molestar, e injuriar a una persona. A veces esto se ha hecho desde instituciones públicas, que pretendían poner una Letra Escarlata en algún ciudadano, que ha sido perseguido por ello. Se ha buscado causar un estigma social, personal o familiar grave.

Antaño se decía que la "idiocia" o el "idiota" era incapaz, o causa de incapacitación y nombrarle un tutor judicialmente.

La palabra "loco/a", ha supuesto un miedo social, y un grave estigma. Su uso indebido ha servido para controlar y alienar a la población. La terminología va cambiando cada generación, y se sigue considerando que términos usuales, deben dejar de usarse para no "estigmatizar" o menoscabar a una persona. En verdad que algunos que usan el "termino incapaz" lo hacen con intención de dañar, insultar, o menoscabar a una persona, siempre con algún interés detrás, -problemas por herencia, conflictos familiares, control o abuso, etc.-.

Otras veces, el abuso de la ironía, el sarcasmo, el doble sentido, la crítica mordaz, pretende usar términos usuales, para denigrar a una persona. Esto es una agresión y una estigmatización, como la que han podido sufrir, niños en la escuela, por su forma de ser, hablar, o comportarse. A veces basta que se les haya maltratado por no saber que hay enfermedades del aprendizaje (dislexia, etc.), y se les ridiculiza por ello, por no saber que tanto los niños, como la sociedad daña, y estigmatiza al débil, como un castigo y desprecio.

Como crítica grave al sistema y sector que nos ocupa procede decir que muchos de estos agentes, a veces, han sido profesionales de algún sector social y el poder social que han usado es un abuso de poder público, que ha llevado a personas a suicidarse incluso. Con ello se quiere advertir, que personas se han suicidado sin tener una enfermedad, solo por el rechazo que les han causado otros.

Véase como mero ejemplo un artículo de la BBC sobre el infierno del peor hospital psiquiátrico de América

Otras veces, las familias interesadas por el dinero, y otros propósitos ilegítimos, han pretendido declarar a una persona como incapaz para hacerse con su herencia, o para impugnar un testamento. La literatura, el teatro, el cine, están llenos de casos de este tipo.

Pero también, en la historia de la psiquiatría, y de la psicología se han cometido verdaderas "torturas", descargas eléctricas, causando malos tratos y encierros injustos, o incluso "lobotomías", y supuestos experimentos pseudo-científicos en contra de pacientes que han muerto, han quedado inválidos, o han agravado por esa tortura o maltrato "médico" . Por ello, advertir de los abusos, excesos y crímenes de algunos -supuestos- especialistas en estas materias no está de más, para evitar que el adoctrinamiento comporte impunidad con esos crímenes.

Existe en el código penal tipificado como delito, la causación de un "lesión psíquica", lo que ahora llaman causar una "huella psicológica", y está tipificado con penas de cárcel de hasta cinco años en su caso. Además en delitos violentos se puede causar otro tipo de delito, como la secuela de "lesión psíquica" o psicológica, sobre todo en casos graves. Estos tipos penales se requieren de un tratamiento médico, psiquiátrico, o psicológico para que pueda ser diagnosticada la enfermedad, y el propio tipo penal requiere de ese "tratamiento psicológico", psiquiátrico, médico como elemento propio de injusto o dentro del tipo penal de lesiones psicológicas.

En nuestro sistema, el ingreso involuntario por enfermedad psíquica tiene que ser aprobado por el Juez, según el art. 763 LEC, que por cierto tiene aspectos inconstitucionales desde 2010, en que el TC en Sentencia 132/2010, de 2 de diciembre (Pleno) declaro algunos apartados como inconstitucionales, pero no los anuló, incurriendo en un permisibilidad sobre ese artículo que el legislador 11 años después no ha reformado o modificado. Más sabiendo que al afectar a derechos fundamentales como la libertad ambulatoria del art. 17 CE, obligaba a estar dictada por un Ley Orgánica.

El legislador español, está en quiebra constitucional al no querer revisar ese precepto, a pesar de que ha habido varios intentos de enmiendas en algún grupo político que no han prosperado. Incluso la modificación reciente de todo el sistema de "incapacidad" y tutelas según la Ley 8/2021, de 2 de julio, por la que se modifica la normativa del código Civil y Ley de Enjuiciamiento Civil (LEC) que ha suprimido y cambiado todo el sistema para adaptarlo a la más moderna normativa internacional vigente. Esta ley ha cambiado varios preceptos como el 762, y siguientes, pero no ha reformado el art. 763 LEC, que bastaba dotarle del rango de LEY ÓRGANICA para que deje de ser inconstitucional.

Algunas familias han buscado el ingreso involuntario -que a veces la norma permite usarse para cuestiones tales como la "drogadicción", o para someterse a programas de desintoxicación forzosa. Así resulta que la drogadicción puede dar el caso de ingresos hospitalarios, con graves sistemas de control, vigilancia, incomunicación, y graves dosis de medicamentos, que el "paciente" no quiere tomar, y le son impuestos por la "fuerza médica" con apoyo en la "fuerza inquisitiva" de algún juzgado. Algunas de estas personas que se han visto ingresadas involuntariamente en hospitales psiquiátricos -se han suicidado-, o cuando han usado la fuerza contra ellas, han generado un "trauma" o "estigma" de por vida, al haber sido privadas de su libertad, y salud, sin consentimiento ni voluntad.

En un caso que tuvimos como abogados, incluso, el propio juez vio que no se había respetado el derecho de defensa del ingresado, y a pesar de ello, no anuló el ingreso hospitalario, y denegó el "habeas corpus" injustamente. Esto hubiera puesto en solfa, o entredicho al psiquiatra que pidió el ingreso involuntario, cuando ya estaba ingresado el paciente. Por eso lo denegó, pero no es más que llevar un error médico a un error judicial y error humano graves. Una grave irresponsabilidad ha habido y sigue habiendo a veces en este sector. Se pone de manifiesto que, a veces, el sistema falla, y los profesionales cometen errores. Otras veces, el odio y la manipulación son un poder factico muy grave y grande que ha generado abusos graves, de médicos, y profesionales que no tienen escrúpulos, o se dejan llevar por criterios personales y subjetivos, perdiendo toda profesionalidad, independencia y rigor.

Basta decir que ha habido -y sigue habiendo- casos de solicitud de "habeas corpus" por ingresos ilegales en contra de los derechos del discapacitado, al no ser respetado el derecho de defensa de la persona ingresada, y no nombrarle un abogado de oficio, que le defienda. Incluso algunos han interpretado por grave error, que el Ministerio Fiscal actuaba en defensa del ingresado, lo cual es una aberración constitucional, puesto que la labor del Ministerio Fiscal no puede suplir el derecho de defensa, ni anularlo como algún juez ha malentendido, para sostener la ilegalidad e inconstitucionalidad de actos judiciales nulos, causante de grave indefensión al paciente, o ingresado.

7º.- A veces, cada 10 o 15 años se revisan los términos, para sutilizarse las expresiones, queriendo decir que lo que ha sido término legal, médico y técnico, "traumatiza" o "estigmatiza". En verdad nada hay más grave contra la razón que decir que una buena persona le falta capacidad, o es una enferma mental.

Algunos informes periciales, han llegado a usar el gravísimo término "muerte civil", o "autopsia civil", contra personas a las que se quería "incapacitar".

Es una aberración, que debía ser sancionada por los Colegios de Psicólogos, por falta de respeto a la dignidad de las personas enfermas, que un psicólogo se crea o arrogue el derecho a decir que hace una "autopsia civil", esto es, de una persona viva. La ley de autopsias prohíbe hacer autopsias a personas vivas. Y por tanto es una grave agresión su uso indebido, y discriminatorio. Esa expresión quiere causar un impacto en algunos jurados americanos, y sugestionar con el término "muerte" a los jueces, abogados, o fiscales. Pero el juicio que emiten de "muerte" en un vivo es "falso", incierto, e injusto. Baste decir que estos psicólogos que son unos "imbéciles mentales" y unos grandes demagogos, y que agreden con esas frases a los ciudadanos, ancianos, o enfermos, y que primero se insultan a sí mismos más que a los demás. Se atenta y ataca al derecho a la vida de la persona anciana cuando se le habla de "muerte civil", o de "autopsia civil" este término lo usan más bien, para pretender anular algún testamento, por supuesta incapacidad del testador, queriendo "antedatar" supuestos estados mentales, como enfermedades no diagnosticadas in illo tempore, y por tanto un diagnóstico "retrospectivo" es una calamidad, y un grave error. La falta de rigor, y profesionalidad de estos psicólogos, o pretendidos "psicólogos forenses" que copian todo americanismo como esnobismo suponen una agresión contra la dignidad de los enfermos -personas con Alzheimer, y otras enfermedades geriátricas, o seniles degenerativas-.

8º.- Los abusos en otros sistemas como la DSM IV


El catálogo de enfermedades mentales norteamericano, establece -ni más ni menos, que la "homosexualidad" como una "enfermedad mental". Obviamente es hoy en día muy grave, en este país, considerar que un modo de sexualidad pueda ser catalogado como enfermedad mental. Esto pone de manifiesto la sociedad "sexista" y sexofóbica norteamericana. Hay un gran racismo y otras formas de discriminación sexual en aquél país, como lo demuestra que esa catalogación esté dentro del "listado" de enfermedades mentales.

Cualquier "cosa" vale para declarar loco, enfermo o incapaz a una persona y a veces de modo muy grave.

En España, el matrimonio homosexual está aprobado desde hace años (2005) con la modificación de Ley 13/2005 de 1 de julio que modificó el art. 44 del Código Civil (CC) sobre el matrimonio homosexual. España fue el cuarto país del mundo en aprobar este tipo de uniones matrimoniales.

Por tanto, en nuestro estado s la propia catalogación norteamericana la que causa "estigma", agravio, discriminación, o insulto a la población al considerar la "homosexualidad" como enfermedad mental.

En algunos países, la homosexualidad es delito, y en otros históricamente han sido condenados a penas graves, o de muerte por ser homosexuales, lo cual se enuncia a los meros efectos comparativos. Pues la "mentalidad" de cada país, define el tipo penal, y el "tipo" dominante de catálogo de enfermedades mentales. Lo cual ha sido usado como un arma contra el pueblo o sociedad según que casos.

Con esto se quiere denunciar el arbitrio sobre el uso de algunas falsas enfermedades como enfermedades mentales, y este supuesto ahora comentado es uno de ello. Pero además se quiere denunciar, que en unos países es legal, legítimo, y en otros "enfermedad mental", y en otros hasta delito la misma cuestión. Esto es grave pues se ve claramente la diversidad de "mentalidades" sobe el tema de "salud mental", enfermedad mental, etc.

En otros casos, como comentario final, al respecto, en determinados gravísimos delitos como los abusos sexuales infantiles, la gente dice que "son unos enfermos mentales", y desde las instituciones se quiere advertir que incluso un padre o madre puede abusar de sus hijos, y que el delito, no implica la "enfermedad mental", añadida, sin perjuicio que hay casos de enfermedades mentales de abusadores en serie graves.

La propia Save The Children, ONG de protección internacional de la infancia, ha denunciado que en España existen casos de "sesgos" y "prejuicios" en los jueces y fiscales, y que les ha llevado a cometer errores de bulto, por sesgo cognitivo al no creer -tema de creencias, opiniones, ideología, o falta de conocimiento especializado en temas que requieren superespecialización.

En aquellos casos que la normativa internacional, que suele se desconocida o alienada por los jueces y fiscales españoles, y de otros estados (México, etc.), requiere que todos los profesionales tengan una capacitación o especialización

No todos las personas están capacitadas moral, espiritual, humana, o mentalmente para juzgar determinados delitos, que por su sensibilidad les afectan tanto que caen en la arbitrariedad, la ignorancia o el desconocimiento directo, con contravención de normativa internacional y de expertos en la materia. Decenas de casos se han archivado en juzgados sin ninguna especialización por jueces y fiscales. Se puede consultar al respecto el informe de la justicia española frente al abuso sexual infantil en el entorno familiar , o en el segundo informe titulado OJOS QUE NO QUIEREN VER (en el que el Instituto de Derechos Humanos Sri Aurobindo, participó y fue consultado según dice en la pag. 157 del mismo)

(Se reseña este link sobre un artículo por qué se ingresa en un hospital psiquiátrico a una niña de 7 años). En youtube hay muchos videos sobre los "horrores en psiquiátricos" en muchos lugares, y en internet también, y dejan una marca de horror en la conciencia de la humanidad muy grave, algunos parecen auténticos campos de concentración en manos de torturadores profesionales.

Juan Ramón Blanco Aristín


Facebook Twitter LinkedIn Digg Google Meneame Viadeo Pinterest

Domingo, 10 de Octubre 2021

Búsqueda

Editado por
Juan Ramón Blanco Aristín
Juan Ramón Blanco Aristín
Juan Ramón Blanco es Licenciado en Derecho y abogado en ejercicio. Es asimismo asesor jurídico de Tendencias21, Secretario General Técnico del Instituto Ciencia y Sociedad y socio fundador del Instituto de Derechos Humanos Sri Aurobindo.






Noticias de AI