Recomendar este blog Notificar al moderador
DERECHOS HUMANOS: J. R. Blanco

El pasaporte europeo, introducido por el propio parlamento europeo, ha sustraído la soberana libertad del pueblo y ciudadanos de circular libremente.


El fin de la democracia ha sido decretado por el propio Parlamento Europeo, con las medidas del pasaporte verde, o pasaporte Covid.

ACLARACIONES PREVIAS:

-Quiero aclarar que personalmente, defiendo el derecho a vacunarse de cualquier persona, y el derecho a que no la controlen, molesten o persigan por haberse vacunado o no vacunado. Cualquier criterio que un ciudadano tome sobre la medicina preventiva, me parece muy valioso y respetable. Dado que se trata de la salud de otras personas, cada una puede actuar como mejor cree, pues se presupone y no cuestiona que son ciudadanos libre, iguales, adultos, y que saben que les conviene más, o no, para protegerse de su salud. Este derecho es inviolable, es PRIVADO, PERSONAL, EXCLUSIVO, PRIVATIVO, INTIMINO, es un derecho SECRETO, INCOERCIBLE, NO PREGUNTABLE O CUESTIONABLE POR OTRO OTRO, (no se le puede preguntar lo que ha hecho o no, pues es privado, secreto, confidencial, íntimo, e inquebrantable).

-Quiero aclarar, que este artículo, no es "pro vacunas o antivacunas", este discurso falseado por los creadores del apartheid empresarial, quiere que los ciudadanos se peleen entre sí, y ponerse en medio a recibir su ganancia. Se trata de un pensamiento inducido, y está tan sesgado, que huele mal a distancia. El tratar a la población como infantil, o menores de edad, que no saben, no entienden, no comprende, o no pueden gestionar la información como trucada o no, cierta o no, veraz o mentirosa, es un abuso de los medios de comunicación en una "guerra informática subrepticia" global, y totalitaria.


-Quiero aclarar, que los ciudadanos son personas humanas, con el máximo nivel de derechos, libertades, y dignidad, y que esta dignidad que ha sido una CONQUISTA histórica, hay que lucharla, en cada escenario, cada día, en cada acto de limitación de derechos, puesto que de lo contrario la democracia muere, se secuestra, o aniquila, con una acto que pisotee los derechos humanos que históricamente tanta guerras, revueltas, y esfuerzo ha empeñado la humanidad por conquistar al Poder absoluto.

-¿Que Bastilla habría que retomar para devolver al pueblo sus legítimos derechos humanos fundamentales?. El Absolutismo dictatorial se ha impuesto con una medida tan maniquea y manipuladora, como el denominado "pasaporte verde".

-La manipulación que las empresas, y emporios mundiales están haciendo con los "datos médicos secretos" de los pacientes y ciudadanos es un grave delito de lesa humanidad, contra los derechos humanos, y está generando la "esclavitud de vacunación". Tal vez algunas personas en este país no lo estén viviendo, pero muchas personas están siendo privadas de su libertad de movimiento, de ir a trabajar, a la escuela, de ir a comprar libremente, por un "GOLPE INCONSTITUCIONAL", CON FALSOS POSTULADOS, MANU MILITARI, y que se parece al pasaporte ario que los alemanes nazis crearon para perseguir a los judíos. Y que fue uno de los motores de exterminio de la población judía, uno de los genocidios más graves que han ocurrido. Ahora nos encontramos ante casos gravísimos de delitos de lesa humanidad, al introducir "apartheid" y "confinamiento ilegal", que están penados en el Tratado de Roma que creó la Corte Penal Internacional.

La Unión Europea está siendo controlada por un grupo de poderes de influencia antidemocrática, que se están engallitando contra la población civil para exigir y prohibir el paso, en contra del derecho fundamental a la libre circulación de Personas dentro de la Unión Europea.

La dictadura Europea, supone el fin de la democracia en Europa, y el fin de los propósitos internacionales que le sirvieron de fundamento para su constitución. Por qué la UE esté controlando las vidas intima y personal de cada familia, y persona, anulando los más básicos derechos de movilidad, la libertad ambulatoria constitucional (art. 17 Constitución Española), o la libertad de circulación de personas. Ahora bajo, coacción institucional, se pide un pasaporte a personas, creando un documento fronterizo, tanto intranacional como internacional, para acreditar un "dato" ilegal, inconstitucional, y que ninguna autoridad puede desvelar, prohibir, o exigir a ningún ciudadano. Se está violando la normativa de datos de carácter personal en la Unión Europea. Obligar a revelar el dato del pasaporte verde puede ser un delito de coacción contra los ciudadanos que no quieren revelar sus datos personales.

Que estemos en una pandemia global, no implica que los ciudadanos sean bichos, o que se les traté como patógenos. Los patógenos son neutros, los dictadores no lo son, pues persiguen a la población, por sus creencias, ideología, forma de pensar, sus decisiones, o derechos humanos de salvar y proteger su vida, como mejor creen. Si no creen que las vacunas le puedan ayudar, o protejan en modo alguno, por cualquier criterio, idea, u opinión, está totalmente legitimados, con la Constitución en la mano, a no vacunarse, a no revelar sus datos de carácter personal, y a proteger su vida, salud, integridad personal, su libertad de movimiento, sus trabajos, sin el mobbing institucional que les está persiguiendo.

No se puede alienar la diversidad ideológica, de creencias, pensamiento, y las más básicas libertades de los seres humanos de no querer vacunarse con una medicamento en fase experimental.

En un video reciente, un parlamentario europeo era vedado de entrar en el parlamento europeo, pues no llevaba ni tenía el pasaporte verde. El propio parlamentario, se vio obligado a defender sus derechos ante los agentes de seguridad privada del parlamento europeo. Dijo que hacía dos días había entrado y nadie le había exigido ese documento. Que era un representante del pueblo, y que ejercía su derecho fundamental a entrar a cumplir con su trabajo en la eurocamara. Finalmente le dejaron entrar.

El Tratado de la Unión Europea dice expresamente:

Artículo 45 - Libertad de circulación y de residencia
1. Todo ciudadano de la Unión tiene derecho a circular y residir libremente en el territorio de los Estados miembros.

2. Podrá concederse libertad de circulación y de residencia, de conformidad con lo dispuesto en los Tratados, a los nacionales de terceros países que residan legalmente en el territorio de un Estado miembro.


Se está violando el art. 12 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 10 de diciembre de 1948, que preceptúa:

i[Artículo 12

Nadie será objeto de injerencias arbitrarias en su vida privada, su familia]b, su domicilio o su correspondencia, ni de ataques a su honra o a su reputación. Toda persona tiene derecho a la protección de la ley contra tales injerencias o ataques.]i

No se puede pedir ni exigir, en ningún modo, un pasaporte a un ciudadano europeo para circular dentro de la UE. El establecimiento de fronteras en las calles, cafés, centros comerciales, escuelas, o centros médicos es un abuso de derecho, y una actuación manifiestamente ilegal que está generando apartheid, y vacunofobias, así como la violación de los derechos de libre consentimiento de los afectados, según la Ley de Autonomía del Paciente, de consentir, o no, sobre la información relativa a los datos de carácter personal.


Los tratantes de datos médicos ilegales, inconstitucionales y sancionables: toma, o cesión ilegal de datos de carácter personal (hecho sancionable y presuntamente delictivo)

Los datos médicos, -así como los policiales-, son altamente sensibles, por lo que tienen el máximo rango de protección en la normativa de la UE, y de Protección de Datos de Carácter personal.

No se puede exigir ningún dato médico a una persona sin su consentimiento, viola su intimidad protegida constitucionalmente (Art. 18 CE).


Se están violando en todo Europa, -sin el consentimiento del paciente, usuario, consumidor o afectado- con el denominado pasaporte verde, la normativa de protección de datos de carácter personal, y personas están forzando a los ciudadanos, como "tratantes de datos médicos" de modo ilegal. Lo mismo ocurre en Australía estos meses. Australía está cayendo en el más sordigo golpe dictatorial contra la población civil indefensa. Australía está en el camino de Subafrica en la peor época del Apartheid. Aunque se dice que la esclavitud fue abolida, en USA, un siglo después de la abolición, se segregó a la población, entre blanco y negros, ahora son vacunados y no vacunados. No se deja sentar en ningún lugar privado o publico a los no vacunados, como si no fueran personas o no tuvieran derechos. Pero lo más grave es que esta medida que se ha impuesto, es LESA INJUSTICIA, puesto que ratio, motivo o causa tiene esa obligación. Si los vacunados creen que la pandemia ya no les afecta, porque persiguen a los no vacunados, si ellos mismos son trasmisores de la enfermedad por todo el país, de modo extendido, y legitimado públicamente.

Que a un consumidor se le obligue a revelar sus datos médicos de carácter personal, quiebra el sistema de garantías nacionales e internacionales de protección de datos de carácter personal, y la protección de los consumidores y usuarios, así como la de protección de los derechos de paciente.

Al Igual que el art. 16.2 de la Constitución impide que se pueda preguntar a una persona sobre sus creencias religiosas, o ideología, ni religión.

Artículo 16

2. Nadie podrá ser obligado a declarar sobre su ideología, religión o creencias.


Nadie puede ser obligado a revelar sus datos médicos, sanitarios, ni al estado ni a las empresas, o locales comerciales.

Dado que muchas personas tiene libre derecho a profesar la ideología que deseen, o las creencias de su gusto, nadie puede ser obligado a ningún bloqueo o boicot social institucionalizado, con tono, modo o forma de injerencia arbitraria. O de forma compulsiva, compeliendo al que no quiere a que deba revelar sus datos de carácter personal, de carácter médicos, o los medicamentos que toma o ha tomado.

Dado que supone una violación de diversos derechos humanos, como el art. 10.1 "el libre desarrollo de la personalidad", o el derecho a la no discriminación por razón alguna del art. 14 CE.

Artículo 14

Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social.


Traducido al caso que nos ocupa, no se puede discriminar a ningún ciudadano, por el hecho de estar vacunado, o no vacunado, de haber pasado o no, cualquier enfermedad, o tener que revelar sus datos personales -si no tiene ningún síntoma externo-.

Durante tiempo, nos hemos visto con CONTROLES de tomar la temperatura a las personas, sin su previo consentimiento, como medio para "plagiar" sus datos biológicos.

Este tipo de medidas son las pretendidas en los pre-estados multidictatoriales para poner CHIPs, y terminar poniendo un bozal o correa a una persona.

Ni más ni menos que algunos países, o la propio Parlamento Europeo, están permitiendo que con esa manía de persecución del pasaporte verde, se quiera privar a una persona de acceder a un centro comercial ¿Qué es lo que se está diciendo, que se le va a un no vacunado, -(o que no quiere revelar su identidad sobre vacunas para evitar represalias, persecución, apartheid, malos entendidos, y tratos discriminatorio)-, a decir que no puede ir a un supermercado a comprar comida?. Se les quiere prohibir de acceder a los alimentos, agua, y primeras necesidades. El sustento es un derecho fundamental, y estas imposiciones suponen un crimen de apartheid, que puede estar penado conforme al Estado de Roma, sobre la Corte Penal Internacional.


Privar a una persona de acceso a los medios de alimentos, puede ser delito, de coacción, vejación injusta, ilegítima obligación de revelar su intimidad y datos personales. La sociedad puede hacer estudios, biométricos, pero no pisotear, tiranizar e imponer dictatorialmente un sistema injusto como si fuera la peste negra, o los intocables los no vacunados.


Se le va a decir que se le quiere dejar morir por no poder comprar alimentos, que tipo de mentalidad criminal puede estar detrás de este absurdo y perverso modo de poner la pistola a la gente en la cara para que revele o no sus datos

Este tipo de mentalidad supone un mobbing social en los cafés, supermercados, etc. Debía haber un medio de denuncias públicas de todos estos lugares, para que se les haga un boicot social general, y no se vaya nunca más a comprar allí, por violar los derechos civiles de los ciudadanos.

Quien no respeta la Constitución de su país exigiendo o coaccionando fuera de la ley a una persona o grupo, por su pertenencia a esta o aquella ideología, creencias, opiniones, maneras de pensar o expresarse, supone un ilícito gravé que viola el status civitatis, el estatus civil de otro ciudadano.

Esta mentalidad es un Estado-absolutismo que pretende imponer la violación de derechos fundamentales en contra de las libertades y derechos INALIENABLES de los ciudadanos.

A nadie se le puede imponer que se VACUNE, de modo obligatorio, o de modo coercitivo, puesto que en un sociedad LIBRE Y DEMOCRÁTICA, el que quiere lo hace y el que quiere no lo hace, bajo la brújula de su propia libertad.

Artículo 15 Constitución Española

Todos tienen derecho a la vida y a la integridad física y moral, sin que, en ningún caso, puedan ser sometidos a tortura ni a penas o tratos inhumanos o degradantes.

Nadie puede tratar un dato de carácter personal, sin el consentimiento del interesado. Por ejemplo, una cafetería no puede pedir un dato de una consumidor, porque no es un médico, ni un centro de salud. No puede tratar datos médicos, altamente protegidos. De hecho ningún establecimiento público no puede pedir a los consumidores y usuarios, que les "cedan" ilegalmente, y en contra de su voluntad, los datos personales, sobre su vacunación o no, con el castigo de prohibir su entrada, o premiarla y permitirla. Esta coacción social impuesta por el Parlamento Europeo, que creó esta "figura" -inconstitucional, dictatorial, inquisitiva, e impositivamente.

El mero hecho de preguntar a una persona si está o no vacunada viola su derecho a la intimidad del art. 18.4 de la Constitución.

Les preguntaría a los vacunados, si ellos creen que es legítimo que cualquiera les oblige a revelar a que partido político han votado en una elecciones?. Y si no lo revelen les impidan el acceso a un centro público, un bar, o no les dejen ir a trabajar. Esta locura es lo que está sucediendo en forma de farsa y dictadura global mundial.

El Falso argumento de perseguir a no vacunados: ¿por qué se persigue a los no vacunados? ¿porqué quiere obligarse a vacunarse?. ¿Por qué un vacunado prohíbe el acceso a un lugar?. ¿porqué se impone ilegalmente el confinamiento a los no vacunados, si no tienen síntoma alguno de enfermedad alguna? ¿Porqué se persigue a los sanos que no tienen síntomas de enfermedad?.

¿Por qué se trata como enfermos a los sanos?. ¿Quién se han creído que son los vacunados, una raza superior? ¿quien les ha permitido creerse amos frente a un esclavo?. ¿quién está legitimando el presunto crimen de perseguir a los no vacunados?.

Vaya por delante que hay muchos personas que no son aptas para vacunarse, por tener alergias, sufrir enfermedades que desaconsejan las vacunas, está en otros tratamientos médicos, otros desean tener descendencia aún, y no quieren perderla, pues en algunos casos esa medicina preventiva puede ser dañina, y causar esterilidad.

Algunos Estados están bombardeando a la población, con preguntas inconstitucionales e injerencias arbitrarias en su vida privada, o les están obligando a revelar datos de carácter personal secretos, privados, intransferibles, de modo inconstitucional. Ese forcejeo con la población es una actuación de violencia contra los ciudadanos injusta, cobarde, y abusiva.

Cuando se enterarán que los datos médicos son privados, confidenciales y secretos, y cualquier obligación a un tratamiento de los mismos, sin el consentimiento previo y escrito de su titular, es sancionable y puede ser delito.




Juan Ramón Blanco Aristín


Facebook Twitter LinkedIn Digg Google Meneame Viadeo Pinterest

Domingo, 14 de Noviembre 2021

Búsqueda

Editado por
Juan Ramón Blanco Aristín
Juan Ramón Blanco Aristín
Juan Ramón Blanco es Licenciado en Derecho y abogado en ejercicio. Es asimismo asesor jurídico de Tendencias21, Secretario General Técnico del Instituto Ciencia y Sociedad y socio fundador del Instituto de Derechos Humanos Sri Aurobindo.






Noticias de AI