Tendencias 21
   




Un fallo cerebral provoca las voces imaginarias

Se oyen cuando el procesamiento sensorial y cognitivo se dispara


Las alucinaciones acústicas, voces imaginarias que se perciben como reales, se originan por una alteración en la conectividad cerebral entre las áreas de procesamiento sensorial y cognitivo.



Foto: Gerd Altmann. Pixabay
Foto: Gerd Altmann. Pixabay
Científicos de la Universidad de Ginebra han dilucidado en un reciente estudio el origen cerebral de las alucinaciones auditivas, un fenómeno que además de aparecer como síntoma en distintas patologías mentales también inquieta habitualmente a muchas personas, que en algún momento de su vida creen escuchar voces o sonidos sin correlato en la realidad.
 
Se estima que entre el 3% y el 5% de la población de los países industrializados occidentales ha sufrido alguna vez episodios de alucinaciones acústicas, bien conocidas por personajes históricos como Sócrates, Juana de Arco o Carl Jung.

Los especialistas suizos han encontrado una explicación, dentro del funcionamiento cerebral, para una cuestión que hasta hoy ha sido una incógnita para la ciencia: las alucinaciones auditivas tendrían su origen en un aumento desmedido de las conexiones que se establecen entre las áreas cerebrales ligadas a los sentidos y aquellas destinadas al procesamiento lingüístico.
 
Este tipo de alucinaciones, en las cuales aparecen súbitamente voces o sonidos sin ninguna clase de estímulos externos, son en los casos recurrentes un síntoma de la esquizofrenia, la psicosis y otras enfermedades neurológicas y psiquiátricas. Hasta el momento se desconocía la causa cerebral de estas manifestaciones, que incluso algunas personas sanas dicen vivenciar de forma aislada y ocasional.

podcasr_03_07_2020.mp3 Alucinaciones auditivas.mp3  (3.62 Mb)

Comparaciones con resonancia magnética
 
Los expertos realizaron un estudio en el cual se emplearon imágenes de resonancia magnética para cotejar las reacciones en alrededor de cien personas sanas y un número similar de afectados por el denominado síndrome de deleción, un trastorno en el cromosoma 22 que incrementa notablemente el riesgo de sufrir alucinaciones sensoriales y de desarrollar esquizofrenia.
 
El equipo dirigido por Stephan Eliez se centró en comprobar si existían diferencias entre ambos grupos de personas en las conexiones que se establecen entre el tálamo y otras áreas del cerebro. El tálamo cumple un papel vital en nuestras experiencias sensoriales, ya que es precisamente el sector a través del cual ingresa al cerebro la información recopilada por los sentidos.
 
Estudios previos indicaban que los pacientes con esquizofrenia presentaban un crecimiento anormal del tálamo, pero en los mismos no se había avanzado lo suficiente con respecto a las conexiones entre los núcleos talámicos y los sectores cerebrales relacionados con el lenguaje.
 
El hallazgo de la hiperconectividad
 
Los resultados de las comparaciones arrojaron algunos datos contundentes, como por ejemplo que en las personas con síndrome de deleción existía una hiperconectividad entre la corteza auditiva, las áreas del cerebro destinadas al procesamiento del lenguaje (principalmente el área de Wernicke) y algunos núcleos del tálamo orientados a la transmisión de información auditiva.
 
La existencia de estas conexiones más estrechas podría explicar entonces la aparición de las alucinaciones auditivas recurrentes en este tipo de patologías. Además, los científicos creen que si se profundiza en el estudio de la relación entre el tálamo y la corteza auditiva es posible hallar nuevas estrategias terapéuticas para mejorar el tratamiento de una gran cantidad de enfermedades neuropsiquiátricas.

Referencia
  
Abnormal development and dysconnectivity of distinct thalamic nuclei in patients with22q11.2 deletion syndrome experiencing auditory hallucinations. Valentina Mancini, Daniela Zöller, Maude Schneider, Marie Schaer and Stephan Eliez. Biological Psychiatry: Cognitive Neuroscience and Neuroimaging / Elsevier (2020).DOI:https://doi.org/10.1016/j.bpsc.2020.04.015



Viernes, 3 de Julio 2020
Artículo leído 3476 veces






1.Publicado por Ana el 03/07/2020 19:17
"... alucinaciones acústicas, bien conocidas por personajes históricos como Sócrates, Juana de Arco o Carl Jung".

O sea, que el misticismo es debido a un "fallo cerebral"... Les recomiendo vivamente el libro del filósofo de la Ciencia Francisco J. Soler Gil "Mitología materialista de la ciencia" donde dedica un amplio apartado a diferenciar los "fallos cerebrales" que causan alucinaciones, a las experiencias reales que, como cualquier otra cosa, tiene su correspondencia en una alteración fisiológica a nivel cerebral (la contemplación del color rojo o el sabor del azúcar, por ejemplo).

Dar por sentado que Carl Jung tenía un cromosoma alterado que le inclinaba a la esquizofrenia me parece una falta de ética profesional inadmisible. Freud, por supuesto, estaba perfectamente sano.

Saludos.

2.Publicado por Beatriz Basenji el 07/07/2020 15:05
Al equipo de Stefan Eliez le faltan algunos siglos para descubrir las verdaderas causas por las cuales algunas personas en determinados momentos sienten tales voces . Tanto como si alguien dijera que el Universo todo funciona como un inmenso cerebro, y que nuestro cerebro personal es una réplica del Cerebro Magno.

3.Publicado por pau el 09/07/2020 11:41
¿Es necesario poner una música de fondo extraña para dar credibilidad al artículo.?

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.